Participa en nuestro sorteo mensual de un paquete de café de Uganda, con notas naturales a caramelo, chocolate y cereza, valorado en €16. ¡Un lujo difícil de encontrar!

LA DIFERENCIA ENTRE EL CAFÉ LAVADO Y NO LAVADO

El sabor del café ha cautivado paladares desde siempre. También, ha llenado las tazas de muchas personas en todo el mundo. Pero seguro que no sabías que los diferentes métodos utilizados para preparar el café pueden determinar su sabor. Por eso, debes conocer la diferencia entre el café lavado y no lavado.

El sabor del café, además de sus propiedades, es uno de los principales atractivos de esta bebida. Y todo ese sabor puede ser más o menos cautivador para unos y otros. Todo va a depender de cómo ha sido tratado. Es decir, si el café ha sido lavado o no lavado.

ARRUGAO | Nuestro blog | La diferencia entre el café lavado y no lavado

¿QUÉ TANTO SABES DE CAFÉ?

Millones de personas en el mundo consumen café. Pero la mayoría simplemente toma la taza de café por costumbre o hábito. Son pocos los que se han detenido a comprender su aroma, sus tipos y su sabor. Así, como entender su origen y los procesos de elaboración.

Y aunque muchos consumen la bebida sin conocer el grano, es ideal aprender sobre la cultura del procesamiento del café. Por eso, antes de profundizar en los métodos de lavado y no lavado del fruto, es ideal comprender el grano de café.

El café es una bebida que se obtiene del fruto del cafeto, llamado café. Cada fruto del cafeto se forma en un grupo, aunque de manera independiente. Estos frutos son conocidos como cerezas de la planta del café. Cada cereza está recubierta por una cascara que puede ser tanto roja, como púrpura o amarilla.

En su interior, reposan generalmente dos granos o semillas cubiertas por una membrana llamada pergamino, que los separa en dos núcleos. Fuera de él, hay una pulpa carnosa o mucílago, con un sabor principalmente dulce. Este sabor puede ser más o menos intenso, dependiendo del lugar donde sea cultivado.

Para procesar el café, las cerezas son extraídas de la planta. Posteriormente, los frutos pasan por un proceso de secado. Para procesar los granos, puede ser utilizado cualquiera de los métodos que te contaremos. Su uso dependerá de las características finales deseadas en el café y de las condiciones o capacidades del productor.

ARRUGAO | Nuestro blog | La diferencia entre el café lavado y no lavado

CAFÉ LAVADO O MÉTODO HÚMEDO

En el proceso de café lavado o húmedo, se recolecta y selecciona el café. Esto se realiza para eliminar las ramas, hojas e impurezas que hayan podido mezclarse con el café. Posteriormente se separa la cáscara del fruto para extraer los granos de café.

Todo este proceso se realiza con la utilización de máquinas o de forma artesanal. Y su realización se centra en separar los granos de café de la cáscara. De manera que, cada grano pueda obtener los nutrientes que provee cada ciclo. De esta forma, el café lavado resalta en su sabor, las características de su procesamiento.

CAFÉ NO LAVADO O MÉTODO SECO

El café no lavado es el proceso de secado del grano de manera natural. Por lo que no se utilizan grandes máquinas o dispositivos durante el proceso. De manera, que el método seco es el de mayor antigüedad. Esto, porque se realiza desde hace siglos, probablemente desde que se inició el tratamiento del grano.

Con este método, la cereza mantiene su pulpa unida a la semilla durante todo el proceso. El procedimiento consiste en secar los frutos del cafeto luego de haber sido recolectadas y seleccionadas. Con esto se quiere extraer las cerezas dañadas y las que no estén maduras, para conservar las de mejor calidad.

Finalmente se colocan las cerezas seleccionadas en patios de secado expuestas al sol. El tiempo se secado puede variar por las condiciones climáticas. Pero en condiciones normales las cerezas logran secarse en un periodo de aproximadamente cuatro semanas.

ARRUGAO | Nuestro blog | La diferencia entre el café lavado y no lavado

CAFÉ SEMI LAVADO O HONEY

Existe un proceso intermedio entre el método húmedo y el seco. Se trata del método semi lavado o honey (miel). En este proceso se lava el café, pero se mantiene el mucílago que recubre las semillas. Esto da una textura viscosa a los granos, parecida a la textura de la miel, lo que provee el nombre al método.

DIFERENCIAS ENTRE EL CAFÉ LAVADO Y EL NO LAVADO

Además de las diferencias propias de cada proceso, el café obtenido con cada método tiene características diferentes. Esas características pueden distinguirse al saborear cada uno de estos cafés.

CARACTERÍSTICAS DEL CAFÉ LAVADO

Una de las diferencias es que en el proceso húmedo se lava la fruta y se fermenta hasta obtener granos sin mucílago. Para este proceso se requieren máquinas y elevadas cantidades de agua. Es por ello que no todos los productores de café tienen capacidad para realizar este proceso.

PRUEBA EL MEJOR CAFÉ

En cuanto al producto final, este proceso permite que el café lavado obtenga un sabor más ácido e intenso, además de un alto sabor silvestre, frutal y floral. Por otro lado, el café obtiene un cuerpo más ligero. Kenia es uno de los grandes productores en utilizar este método.


El proceso lavado otorga a la bebida un sabor más sofisticado. Es por ello que al café lavado se le suele asociar con la más alta calidad. Pero, como ya sabes, todo depende de tus gustos. En cuanto al precio, el café lavado suele ser ligeramente más caro que el procesado en seco, por el mayor coste de producción.

ARRUGAO | Nuestro blog | La diferencia entre el café lavado y no lavado

CARACTERÍSTICAS DEL CAFÉ NO LAVADO

Durante el proceso natural no se extraen las cáscaras ni el mucílago de las cerezas del café. Es un proceso más económico que no requiere del uso de máquinas. Es por eso que el café no lavado tiende a ser más barato que el lavado. Brasil es uno de los países que utiliza este método.

En cuanto al sabor, el café no lavado presenta un sabor menos ácido y con un sabor más dulce. El cuerpo del café es mucho más pesado. Con sabores más exóticos, terrosos, en ocasiones vinosos y con un representativo e intenso sabor frutal.

CARACTERÍSTICAS DEL CAFÉ SEMI LAVADO O HONEY

Este proceso combina claramente el resultado del método húmedo y seco. Pues el café obtenido de este proceso se presenta con un sabor dulce y afrutado como el café no lavado. Aunque, estos sabores tienen menor intensidad y su acidez es más neutral que el café lavado.

No obstante, el agrado y la atracción por cada uno de estos cafés corresponden propiamente a quienes lo consumen. A sus necesidades y a su cultura cafetera. Por lo que la selección de cada café es una cuestión de gustos.


¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


HUELE A CAFÉ RECIÉN TOSTADO 🤤


CÓMPRALO YA