Participa en nuestro sorteo mensual de un paquete de café de Uganda, con notas naturales a caramelo, chocolate y cereza, valorado en €16. ¡Un lujo difícil de encontrar!

LA CULTURA DEL CAFÉ EN VENEZUELA

¿A quién no le gusta tomarse un café caliente por la mañana o a cualquier hora del día?

El café se ha convertido en una bebida imprescindible para muchos, incluyendo a los venezolanos. Hasta el punto de desarrollarse toda una cultura en torno a él.

Por eso, te hablaremos de la cultura del café en Venezuela.

El café es una de las bebidas con mayor historia a nivel mundial. Y Venezuela no se escapa de esto. Donde, desde hace varios siglos se ha vuelto el mejor compañero desde el amanecer hasta que se pierde el sol. Lo que le ha llevado al país a convertirse en un gran consumidor de nuestra infusión favorita.

ARRUGAO | Nuestro blog | La cultura del café en Venezuela

EL INICIO DE LA CULTURA DEL CAFÉ EN VENEZUELA

Se conoce que el café llegó a Venezuela hace unos 300 años de la mano de los colonos europeos. Estos, se encargaron de que el grano se sembrara en gran parte del territorio nacional. Propiciando, junto con la siembra, el consumo de la bebida extraída del grano.

¿CUÁNTO CAFÉ CONSUMEN LOS VENEZOLANOS?

El consumo de café en Venezuela se extendió rápidamente, sobre todo por sus propiedades estimulantes. La población obrera fue el primer gran público en adoptar el café, y lo consumían bien oscuro, para mantenerse alertas durante la jornada laboral.

Esto llevó a que los venezolanos consuman cerca de 3 kilos de café por persona anualmente, convirtiéndose, en uno de los países con mayor consumo de café de América, teniendo solamente por encima a países como Brasil, Costa Rica y Estados Unidos.

Venezuela entró en el negocio de la exportación de forma inteligente: primero abastecían el consumo interno y, el excedente, era exportado.

En cuanto a la producción, Venezuela llegó a producir hasta 30 veces la cantidad de café que cada venezolano consumía anualmente, lo que permitió al país entrar en el negocio de la exportación de forma inteligente: primero abastecían el consumo interno y, el excedente, era exportado.

Gracias a las altas cantidades de café cultivadas, Venezuela se posicionó entre los principales productores de café en el mundo.

Gracias a la abundancia impulsada por la alta producción, se desarrolló una importante cultura del café en Venezuela. Dicha cultura, con el paso del tiempo, lejos de desaparecer, se ha hecho cada vez más fuerte. Tanto que es imposible para el venezolano no tomar, al menos, una taza de café al día.

ARRUGAO | Nuestro blog | La cultura del café en Venezuela

Esta cultura cafetera permitió además la evolución del consumo de la bebida, adaptándola a la necesidad y al gusto del consumidor. Pues en Venezuela el café se pide de diversas formas. Lo que hace casi imposible que existan venezolanos a quienes no les agrade beber café.

¿CÓMO PIDEN EL CAFÉ LOS VENEZOLANOS?

Mientras en muchos países del mundo es normal pedir un cappuccino, frappuccino y un mocha, en Venezuela tienen una manera muy particular de pedir café. Por lo general, está acompañado de leche en distintas cantidades, pero el café siempre es el protagonista en la taza:

CAFÉ CERRERO

Es el café fuerte, sin leche y con poca o sin azúcar.

CAFÉ NEGRO

Café fuerte y solo. Con mucha azúcar y sin leche.

CAFÉ GUAYOYO

Esta bebida contiene menos cantidad de café y más agua, por lo que suele necesitar menos azúcar.

CAFÉ GUARAPO

Un café guarapo se prepara igual que un guayoyo, pero es endulzado con panela.

CAFÉ MARRÓN

Es un café sin espuma al que se añaden cantidades de leche y café por igual. Lo que en España sería un café con leche.

CAFÉ MARRÓN OSCURO

Es como el café marrón, pero com menos leche o más café.

CAFÉ MARRÓN CLARO

El contrario al café marrón oscuro, aquí predomina la leche sobre el café.

CAFÉ CON LECHE

Dentro del llamado café con leche, encontramos dos tipos: el café con leche claro, con solo entre 10% y 15% de café - el resto leche; y el con leche oscuro, con entre un 20% y 25% de café.

CAFÉ TETERO

Un tetero contiene una mínima porción de café, generalmente un 5% o 10% - el resto leche.

VENEZUELA ES UN PAÍS CON AROMA A CAFÉ

ARRUGAO | Nuestro blog | La cultura del café en Venezuela

Aunque el consumo de café ha disminuido un poco los últimos años debido a la caída de la producción nacional, Venezuela es un país que mantiene su esencia cafetera. Porque una taza de café no falta en la mesa de un venezolano.

Y, aunque hay quienes no lo consumen, no pueden evitar rendirse ante su característico aroma. Porque para los venezolanos, el aroma de café es lo primero que, desde niños, huelen al despertar. Ya sea en la cocina de su casa o en la del vecino o en la calle.

Desde pequeños, los venezolanos obtienen el gusto por el buen café. Y al crecer, estos niños se convierten en las generaciones de consumidores de relevo. Manteniendo e incrementando la cultura del café en Venezuela.

La cultura del café en Venezuela está tan arraigada que el consumo de esta bebida se induce desde que son muy pequeños. Los niños suelen desayunar con un café estilo tetero o un café con leche acompañado con pan. O, se toman un café con leche caliente o con hielo como merienda al atardecer.

EL RECONOCIMIENTO DEL BUEN CAFÉ EN VENEZUELA

El gusto del venezolano ha desarrollado el reconocimiento por la excelencia en café, por lo que es muy difícil que un venezolano se sienta satisfecho ante un café de baja calidad. Y esto ha ocurrido por la cultura que durante años les ha permitido distinguir el buen café.

Por eso, aunque haya cientos de cafeterías y panaderías donde se venda café, el venezolano siempre elegirá el lugar donde lo sirvan mejor. Pues esta misma cultura ha permitido durante años el asentamiento de diversas cafeterías. Todas de distintos estilos, como café bar, cyber cafés o cafés bibliotecas.

ARRUGAO | Nuestro blog | La cultura del café en Venezuela

Incluso durante muchos años, las panaderías se han visto obligadas a vender el café que a diario acompaña el desayuno de los venezolanos. Permitiéndoles elegir ampliamente lo mejor. Aunque para muchos, el mejor café es el que se hace en casa. Y se sirve acompañado de la familia o los amigos.

El café en Venezuela es más que una bebida. Es parte de la vida y la cotidianidad. Es un compañero ante la soledad. Un despertador por la mañana o durante el trabajo. Es el mejor brindis para un amigo o para recibir una visita. Es el desayuno de unos. La compañía de la comida, la merienda y hasta de la cena.

Algo mágico deberá tener el café para dejar huella allá por donde pasa, ¿no crees?


¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


HUELE A CAFÉ RECIÉN TOSTADO 🤤


CÓMPRALO YA