Participa en nuestro sorteo mensual de un paquete de café de Uganda, con notas naturales a caramelo, chocolate y cereza, valorado en €16. ¡Un lujo difícil de encontrar!

EL CAFÉ, TAMBIÉN CON LECHE

El rico sabor del café ha conquistado a los paladares de millones de personas en el mundo. Su consumo se ha extendido por distintos países, haciendo de su cultivo, proceso y exportación una tradición envidiable.

La producción de café requiere de tiempo, dedicación y conocimiento para obtener una infusión deliciosa. Se toma a cualquier hora del día, sobre todo y más tradicionalmente por las mañanas.

Como cualquier fruto o alimento, este grano ha sido tan popular que las personas han innovado, combinándolo con otros productos. Un ejemplo de esto es el café con leche que se encuentra entre los preferidos por el público. Sin embargo, existe un grupo de consumidores muy cafeteros, muy coffeefreaks, que están en contra de beberlo de esta manera.

Surge la pregunta ¿a qué se debe esto?

ARRUGAO | Nuestro blog | El café, también con leche

CAFÉ NEGRO, SOLO O ESPRESSO

El cafeto es una planta que se da en zonas muy húmedas y en áreas elevadas. De las ramas surgen las cerezas, que se pueden cultivar a través de mecanismos elaborados con la siembra. Después se extrae el grano, se tuesta y se muele, surgiendo así la deliciosa infusión reconocida a nivel mundial como el café.

La elaboración más fehaciente, auténtica y original es la realizada de manera simple con agua y granos molidos. Este es conocido como café negro, solo o espresso, en el cual el color es intenso y el sabor es fuerte.

Para hacerlo se necesita una dosis mínima de agua. La proporción de estos dos ingredientes dependerá de la cantidad que se quiera consumir, pero nuestra recomendación para una taza es de unos 7 gramos de café.

Muchas personas, adicionalmente, le agregan un toque de azúcar, pero otros lo beben sin ningún aditivo extra. Dicha versión es la que tiene más aceptación por aquellas personas que son amantes del café. En este grupo se encuentran los muy cafeteros y los más tradicionalistas en el tema. Las variantes tienen varios nombres, dependiendo del país.

CAFÉ CON OTROS SABORES

Desde las épocas ancestrales se ha utilizado el café como una forma de bebida para estimular y fortalecer el cuerpo. De allí han surgido nuevas combinaciones con el fin de degustar la bebida y crear otros sabores. Se tiene conocimiento de la mezcla de estos granos con distintos productos desde hace muchas décadas.

Hay personas que lo prefieren con leche condensada, chocolate, azúcar, leche desnatada, nata, crema de leche, entre otros. Las versiones son infinitas por lo que realizar un resumen es complicado

ARRUGAO | Nuestro blog | El café, también con leche

Todo es cuestión de dar rienda suelta a tu creatividad y dejarte sorprender.

EL CAFÉ Y LA LECHE

La versión más reconocida después del solo o espresso es el café con leche. El sabor es menos intenso, muy cremoso, de un color llamativo y con un aroma exquisito. Se puede acompañar con otros alimentos en el desayuno o por la tarde. El café con leche suele ser el preferido de las personas con gusto por las cosas dulces.

A partir de esta alternativa ha surgido una nueva manera de consumirlo, pues las cafeterías lo diseñan de forma muy atractiva. Las personas que lo realizan y estudian para ello, los baristas, efectúan distintas formas o dibujos en el café. Las proporciones de leche y de café se modifican de acuerdo al tipo de café que se quiera obtener.

Lo interesante es que se puede tomar caliente o frío, este último elaborado con técnicas especiales. Se ha popularizado su consumo precisamente por las variantes que puede haber. Sin embargo, no todo es color de rosa en el mundo del café, ya que hay quienes se encuentran en contra de los que lo toman con leche.

DETRACTORES DEL CAFÉ CON LECHE

Los amantes del auténtico café puro rechazan mezclar esta bebida con otros elementos, en este caso la leche. Estas personas, sobre todo los muy cafeteros, consideran que se pierde la esencia de lo que es el café como tal y se altera su sabor original Por ello, no conciben la creación de nuevas opciones.

Quienes piensan de esta forma ven el café como una bebida para degustar lo más natural y limpia posible. Defienden el café solo o espresso como una de las mejores bebidas del mundo y lo suelen preparar de manera artesanal. Sostienen con firmeza su rechazo hacia quienes lo beben con leche.

Esta teoría ha surgido en los últimos años y existe por un grupo de personas que han estado en contra de las combinaciones. Además, consideran que los que mezclan el café “no saben” acerca de las bondades de la bebida. Esta posición está dividida, debido a que incluso en el mismo círculo de personas muy cafeteras, o coffeefreaks, hay defensores y detractores. Al final es una cuestión de purismo.

¿POR QUÉ HAY QUIENES RECHAZAN EL CAFÉ CON LECHE?

Los muy cafeteros – o personas en general – que están en contra de aquellos que beben el café con leche tienen varias razones. Una de estas es porque creen que al combinarlo se pierde la esencia del sabor y del olor. Tratan de beberlo de la forma más fiel posible con el fin de complacer a su exigente paladar.

ARRUGAO | Nuestro blog | El café, también con leche

Otro de los motivos es porque creen que al agregarle leche están destacando mayormente este sabor y neutralizando el del café. Esto debido a que creen que el producto estrella de la bebida debe ser el café y no otro. Ante dicha teoría sienten recelo y así lo expresan públicamente, dando sus motivos o las consideraciones que crean convenientes.

La tercera razón del por qué rechazan a las personas que beben café con leche se debe a los efectos que produce. Por los componentes adictivos que tienen los granos, creen que al tomarlo con el lácteo no tendrá las mismas consecuencias. Igual que no resultará de la misma manera si se quiere estar en vigilia.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL CAFÉ CON LECHE

Consumir el café con o sin leche tiene ventajas y desventajas. Algo favorable de beberlo combinado con leche es que amplías el abanico de posibilidades y público, y suavizas su sabor si no te gusta solo o si quieres beneficiarte de sus propiedades sin ser particularmente fan de su sabor.

Al final, el café es un alimento como cualquier otro, y la forma de consumirlo tiene que ver con tus gustos y preferencias. No te dejes influenciar y bebe el café como te haga feliz. De eso se trata.


¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


HUELE A CAFÉ RECIÉN TOSTADO 🤤


CÓMPRALO YA