Participa en nuestro sorteo mensual de un paquete de café de Uganda, con notas naturales a caramelo, chocolate y cereza, valorado en €16. ¡Un lujo difícil de encontrar!

¿CÓMO SE TOMA EL CAFÉ EN EUROPA Y EN ESPAÑA?

El café se ha convertido en una de las bebidas más consumidas del mundo, y una de las preferidas de muchas culturas. Sin embargo, la forma en la que se toma es muy diferente en cada parte del mundo. Incluso en Europa y en España, país considerado un alto consumidor de café, es palpable esta diferencia.

UNA BEBIDA Y MIL FORMAS DE DISFRUTARLA

Tomarse una taza de café es una costumbre cotidiana que diariamente realizan millones de personas. Pero tanto la forma de prepararlo, como el momento de hacerlo varían mucho de país en país. E incluso dentro de cada país, la geografía, el clima o las costumbres también hacen acto de presencia y modifican las maneras de beber café.

¡BEBEMOS EL EQUIVALENTE A 14 TORRES EIFFEL DE CAFÉ EN UN AÑO!

ARRUGAO | Nuestro blog | ¿Cómo se toma el café en Europa y en España?

Para la mayoría de las personas, el mejor momento para beber una taza de café es por la mañana, les es glorioso despertarse oliendo el café - es un impulsor para salir de la cama. Otros prefieren hacerlo en la sobremesa o en horas de la tarde. Aunque son muchos los que lo beben café sin importar la hora.

La forma de tomarlo también es muy distinta en cada región o país. Tanto en el sabor, consistencia (de fuerte a suave), temperatura, dulzor o con ingredientes extras. Es por eso que se pueden encontrar cafés a los que se les añade leche, nata, vainilla, canela e incluso con alcohol, entre otros acompañantes.

Hay culturas que prefirieren tomarlo de pie, como en Italia, donde se toma café a cualquier hora del día. Mientras que, en otros lugares, por ejemplo, Hong Kong y en muchos países más, beber una taza de café se utiliza como un ritual para socializar, enamorar e incluso para negociar.

¿CÓMO SE BEBE EL CAFÉ EN EUROPA?

Al ser un contiene conformado por tantos países, es normal que en Europa la forma de tomar café cambie de un país a otro. Así como lo hace el lenguaje, las costumbres, la cultura y las leyes.

La historia de cómo y cuándo el café llegó al continente europeo no ha sido precisada por los historiadores. La bebida, al parecer, fue descubierta por los etíopes en el siglo XV. Pero se tiene como cierto, que el café tal como se conoce hoy en día, con los granos tostados y molidos, y preparado de forma similar a la actual surgió en Arabia.

Desde esa nación se extendió al Medio Oriente y hasta África del Norte. Posteriormente llegó a Europa, siendo presuntamente Italia, el primer país de este continente que lo tomó como costumbre.

 

EL CAFÉ ES PARTE ESENCIAL DE LA CULTURA EUROPEA

Lo cierto del caso es que hoy por hoy el café es una parte esencial de la cultura europea. Su presencia es casi obligatoria en cada rincón del continente, sin distinción de clases - como pasaba hace muchos años. Aunque como ya mencionamos la forma de beberlo varía de país en país.

En Austria por ejemplo es común tomarlo en tazas grandes, y tienen por costumbre agregarle al espresso leche caliente y espuma. Pero también hay rincones excéntricos donde le añaden ingredientes como yema de huevo, espolvoreadas con azúcar, y nata.

En Alemania, prefieren el café espresso y no les gusta filtrarlo. Una de las combinaciones con café asiduas de los alemanes es el Eiskaffee. Una mezcla de café, helado, nata y pequeños trocitos de chocolate (virutas), todo ello servido en una copa.

Los portugueses tienen por costumbre tomar el café solo. Aunque también prefieren degustar un tipo de “cortado” al que ellos llaman Galâo, un café espresso al que se le añade un chorro de leche caliente (tres cuartas partes), cortándole así la intensidad.

Los italianos toman en mayor parte el café espresso, es decir muy fuerte y de sabor intenso. Y lo toman a cualquier hora del día. También les gusta tomar mucho el cappuccino, al que le añaden un toque de canela. Aunque este último lo beben mayormente como acompañante del desayuno.

Suecia es otro de los países donde les gusta beber el café fuerte. Y tienen una variante al que llaman kaffee creme, que se puede definir como un café con leche.

Los noruegos son muy respetuosos con el café, de allí que cuidan mucho desde el origen de los granos, que tuestan ligeramente, hasta la preparación final. Lo toman muy suave, casi que como un té y por lo general no le añaden ni leche ni azúcar.

Aunque Irlanda es un país más consumidor de té que de café, el café se ha hecho muy popular en los últimos años. Y sus ciudadanos prefieren tomarlo con un toque de whisky. De hecho, se dice que fueron los irlandeses los primeros en añadirle este tipo de alcohol.

En Francia es muy popular tomar el café solo, denominado “petit noir”. Otras formas de beber café en Francia son el cortado y el café con leche. Pero este último lo preparan con un tipo de leche templada.

ARRUGAO | Nuestro blog | ¿Cómo se toma el café en Europa y en España?

¿Y QUE PASA CON ESPAÑA?

Pues como te dijimos al inicio de este post, España es uno de los países donde más café se consume. Se dice que cada español consume en promedio cuatro kilos de café al año, lo que equivale a más de 500 tazas. Estas son tomadas a toda hora.

En España contamos, desgraciadamente, con un legado histórico a la hora de beber café, y se trata del torrefacto (café tostado con azúcar).

A nivel general, y aunque la tendencia está cambiando, te diremos que el café preferido por los españoles es el café solo, muy oscuro y de sabor fuerte. Este se consigue a partir de un grano de café de tostado torrefacto. Este tostado consiste en realizar el tueste añadiéndole hasta un 15% de azúcar. Por lo que no es un café 100% puro.

A pesar de ello, los españoles disfrutamos al máximo del café. Lo tomamos no solo por la mañana, sino que lo hemos convertido en el acompañante idea para tardes de tertulias, reuniones de trabajos o salidas en pareja.

Además del café solo, el cual consumimos en pequeñas tazas, en España disfrutamos de otros tipos de café, como el “cortado” al que se le añade un poco de leche, que puede ser fría o caliente.

Otro que es muy popular es el “carajillo” al que se le añade alcohol, por lo general brandy, aunque también puede ser ron o whisky. Los españoles también solemos tomar café con leche, el cual preparamos un poco más oscuro que un latte.

Otras variantes de café en España y que han surgido tanto de la inventiva de sus habitantes como por influencias externas son: el manchado (más leche que café), cappuccino, bombón (café con leche condensada), americano (café solo o espresso con un poquito de agua).

También está el barraquito, que lleva leche condensada, licor, leche, canela y corteza de limón; muy populas en las Islas Canarias. Mientras que en el Galicia es común el café con gotas, que es un café solo al que se le coloca aguardiente, orujo o en su defecto licor de café.

ARRUGAO | Nuestro blog | ¿Cómo se toma el café en Europa y en España?

Dejando las geografías aparte, lo que realmente importa es que disfrutes del café a tu manera. ¿Cuál es la tuya?


¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


HUELE A CAFÉ RECIÉN TOSTADO 🤤


CÓMPRALO YA