2 postres fáciles y ricos con café

ARRUGAO | Nuestro blog | 2 postres fáciles y ricos con café

Para que en poco tiempo, acabes las comilonas a gusto.

La mayoría de la gente conocemos el café para tomarlo en una taza, solo o con leche. Pero los granos de café también son muy buenos aliados de las recetas y se desenvuelven estupendamente en la cocina. Hoy te traemos 2 recetas sencillas para que puedas lucirte con tus amigos, amigas, familia o tu cita sin complicarte demasiado la vida. Chef, ¡empezamos!

Cookies con aroma a café Mocca

ARRUGAO | Nuestro blog | 2 postres fáciles y ricos con café

¿A quién no le gusta comer una galleta para acompañar el café o para merendar? Si además, tiene sabor a café, ¡es una maravilla! Una receta fácil y el resultado es estupendo.

Para prepararlas necesitas:

  • 1 taza y media de mantequilla sin sal, deshecha.
  • 1 taza y media de azúcar marrón oscuro.
  • 1/2 taza de azúcar granulado.
  • 2 huevos.
  • 4 cucharaditas de extracto de vainilla.
  • 2 tazas de harina (de fuerza intermedia).
  • 2 tazas de harina de pan.
  • 4 cucharaditas de maicena.
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharada sopera y media de café molido, fino o grueso.
  • 1 taza de virutas de chocolate.

Una vez tienes todos los ingredientes localizados, comenzamos con el show:

Empieza por preparar las bandejas recubriéndolas con papel especial para usar en el horno. Así te aseguras de que la próxima vez, no quedará todo perdido y podrás usarlas sin reparo. Una vez hecho, precalienta el horno a 180ºC.

En un recipiente grande, mezcla bien estos ingredientes y luego déjalos reposar:

  • Las harinas.
  • La maicena.
  • El bicarbonato de sodio.
  • La sal.
  • El café molido.

En una batidora (equipada con una paleta es lo ideal), mezcla durante 2 minutos la mantequilla y los azúcares. Hazlo hasta que la mezcla quede suave y esponjosa. Luego, añade los huevos y el extracto de vainilla y bate toda la mezcla durante dos minutos más.

Poco a poco, añade la primera mezcla (la de harinas con maicena, café molido, etc.) y ve removiendo para que todo quede bien revuelto.

Añade las virutas de chocolate.

Empieza a formar las galletas cogiendo la cantidad de masa que quieras y espárcela por las bandejas.

Una vez tengas todas las galletas que quieras, ponlas en el horno entre unos 11-13 minutos.

Cuando las saques, verás que están un poco blandas, pero seguirán su proceso de cocción después de sacarlas del horno.

Deja que todas las galletas se enfríen unos 5 minutos y cuando ya hayan bajado de temperatura, trasládalas en una bandeja de rejilla para que se enfríen por completo.

Una vez estén frías (¡solo cuando estén frías!), guárdalas en un recipiente hermético o ¡pruébalas y saborea su sabor tan delicioso!

Pastel de café

ARRUGAO | Nuestro blog | 2 postres fáciles y ricos con café

Un postre que tardas 30 minutos en hacer y que queda para chuparse los dedos.

Este pastel tiene dos partes: la parte esponjosa (la masa del pastel, vamos), y el icing (la parte de arriba cremosa).

Antes de empezar, te aconsejamos que si quieres guardar el pastel para mañana o pasado, no pongas el icing hasta el último momento. Así la masa aguantará y no quedará humedecida. Una vez sabes esto, vamos allá:

¿Qué necesitas?

Para la masa del pastel:

  • 170g de azúcar en polvo.
  • 170 g de mantequilla o margarina.
  • 3 huevos grandes.
  • Harina autoniveladora 170g.
  • 1 ½ cucharadita de levadura.
  • 1 cucharada de café molido disuelto en 1 cucharada de agua caliente. Si realmente quieres que el pastel quede con un sabor a café fuerte, agrega más café disuelto en agua (¡sin pasarte!).

Para el icing:

  • 225 g de azúcar glas.
  • 100 g de mantequilla o margarina.
  • 1 ½ cucharada de café bien molido en 1 cucharada de agua caliente.
  • Toppings: Nueces, cerezas, galletas trituradas o lo que quieras para decorar (opcional).

Masa:

Calienta el horno a 160ºC (a 140º con ventilador). Unta con mantequilla las paredes del recipiente con el que cocinarás (idealmente 2 recipientes de 18 cm). Añade la mantequilla y el azúcar en un bol y bate hasta que quede una sustancia esponjosa y blanca.

Bate los huevos en un bol grande con un tenedor. Una vez estén bien batidos, ve añadiendo poco a poco la mezcla del paso 1 y, al mismo tiempo que lo haces, ve añadiendo gradualmente la harina sin ponerla toda. Esto es importante. Solo cuando los huevos se hayan mezclado bien con la masa, agrega el resto de la harina, la levadura y trabaja la mezcla para que todo quede bien integrado. Y cuando ya creas que la masa está bien mezclada, agrega el café disuelto y sigue trabajando la masa para que también se reparta por todas partes.

Divide la masa en los moldes y ponlos al horno durante 25-30 minutos.

Deja enfriar la masa y colócala en una rejilla para que se enfríe completamente. Si quieres, una vez la masa esté fría puedes congelarla.

Icing:

  • Bate el azúcar glas con la mantequilla hasta que quede esponjosa.
  • Añade el café bien molido.
  • Bate todos los ingredientes.
  • Cuando la masa del pastel esté fría del todo, reparte el icing por la parte superior del pastel. ¡Añade los toppings que quieras!

¿Qué te han parecido estas dos recetas? Son fáciles de hacer y en menos de una hora tienes unos postres listos para comer en casa o llevar a cualquier parte. Si quieres estar al día de más cosas sobre café, puedes seguirnos en nuestras redes sociales!

Este es nuestro Instagram y este nuestro Facebook.